18 nov. 2010

Me enamoré...en el ¿chat?

Mariana estaba aburrida en casa. Ingresó a una página de chat, puesto que quería conversar con gente desconocida. Le empezó a hablar un patita, chatearon y se dio cuenta que no era de los clásicos mañosones que a las dos palabras que intercambiaste te dicen: “amiga, ¿me das tu correo?”, “para agregarte” o “¿cómo eres físicamente?”. Cuando me hacen la última pregunta respondo:

0 Comments:

Post a Comment