2 jun. 2008

Hace días vengo repitiendo: “me debo cortar el cabello, me debo cortar el cabello”…Está muy largo, así q se dio la oportunidad y le dije a mi hermana q me acompañe. Lastimosamente la peluquería donde siempre voy estaba cerrada, así q le dije q vayamos a otro lado, estuvimos lateando y llegamos a la sección Peluquerías, de mi zona pss….escogí entre todas una, después me di cuenta q fue la peor decisión...
Estuve viendo el catálogo de cortes, escogí uno. La peluquera empezó su trabajo, luego de jalonearme mis cabellos, terminó su obra de arte.
A la hora de pagar vino el problema. Tenía un billete de veinte soles, y la señorita no tenía sencillo, razón por la cual me dijo q iría a cambiar a una tienda. Yo normal, me quedé esperando.
Mientras me acomodaba mis cabellos y comentaba con mi hermana ciertas cosillas, aparece la señorita peluquera con un billete de veinte soles estirado en sus manos, q x cierto no era el q yo le había dado. Y señaló q el billete estaba falso. What???, obvio q lo había cambiado la muy basuraaaaaa… Lo peor de todo es q vino con una “señora”, si se le puede llamar así, la cual tenía una pollería y era adonde la señorita había ido a cambiar el billete. Y la “señora” empezó a gritar diciendo q estaba falso y bla bla bla, no me quedé callada xq nadie me grita sin motivos y esa vieja bruja menos xq ni siquiera me conoce. Como buena gritaba, ni siquiera estaba en su negocio y lanzaba sus improperios, tenía ganas de agarrarla del cuello para q se calle.
Luego entendí su preocupación, ella había cambiado los billetes, x eso estaba desesperada, xq su conciencia cochina la inquietaba.
Veinte soles no me afectan, pero me jode q me engañen y me acusen de algo q no cometí. Al final, desterré a la vieja bruja de la peluquería, y seguí discutiendo con la peluquera, luego me fui recontra enojada a casa….grrrrr….mala costumbre de engañar a gente inocente, como yo…q mal….q mal…
Verdad, la vieja bruja tiene una pollería a la cual, hasta yo iba y ni sabía q ella era la dueña, luego mi hermana me dice q vive al frente de nuestra casa jajajaja….q abuso…más perdida ando…
Conclusión: No se el nombre de la pollería, pero apenas lo tenga, lo publicaré aquí para q nadie vaya y todos tengan mucho cuidado con esa “señora” q le gusta engañar con billetes falsos.
P.D: Extraño mis cabellos largos...abuuuuuuuu

6 Comments:

  1. Raulín Raulón... said...
    Confianza en el cabello negro, no en la peluquera.

    Confianza en el cabello largo, no en la pollera.

    Confianza en el monedero, no en la billetera. Siempre hay quien luego quiere cerrarse con el vuelto.

    Confianza en la peluquería de siempre, hay cosas feas que suceden por "infiel".
    Lara Holmes said...
    Es q estaba desesperada x el bendito corte de cabello y pues, x impaciente algo malo pasó :-( ...prometo no ser infiel nunca más :-P
    Rodrigo said...
    andaaa, esa es la criollada, todos quieren pasarse de vivos, como me revienta eso, yo que tú le hubiera metido un par de cabezasos jaja el más asado..... na en verdad esas cosas dan colera, hazle mala publicidad a la pollería!! jaja
    Lara Holmes said...
    Estaba a punto de pegarle, pero dentro de mi, dije: "Tranqui, respiraaa, compórtate, x las puras no has estudiado". Oseaa, yo pensaba q las cosas se arreglarían conversando, pero naaa q ver...grrrr...a la gente le gusta el golpe...grrr...
    Verdad, otra vez me olvidé de preguntarle a mi ma el nombre de la dichosa pollería...grrr....
    Este es el plan: Voy a llevar un bicho (caleta) a la pollería, pido un pollito, lo coloco sobre el plato de comida y...Sálvese quien puedaaaa!!!!.....el escandalazo del año jejejeje....le digo a la prensa q venga y la acuso de querer envenenarme :-) ... VENGANZAAA!!!!
    George said...
    te recomiendo algo, cuando pagues con billes grandes lee los datos de la serie del billete y que lo vea a la que le pagas, o al menos fije leer, a mi me funciona :D
    Lara Holmes said...
    Uhmm...gracias x el consejo...sabes, he pensado comprarme un sello, tipo cambista jajaja....pero buenoooo....esto me sirve para desconfiar aún más de la gente

Post a Comment