21 nov. 2007

Dedicado a Pigüi

Hace algunos años atrás, aproximandamente en el 97, llegó a mi casa un Pihuicho (perico de la selva), una tía le regaló a mi ma...Le pusieron de nombre Huicho jejeje...en alusión a la novela mexicana "El premio mayor" q en ese entonces estaba de moda...
Este periquito era simplemente SALVAJE...No estaba acostumbrado a convivir con humanos, como es lógico, si alguien intentaba tocarlo zas q te dejaba sin dedo jejeje, bien brusco él pss....Era sencillamente lindo, todo verdecito, en las alitas llevaba plumas de colores: celeste, amarillo y blanco; sus patitas eran rosaditas y tenía unas garritas, q auch hacía doler.
Al principio no sabiamos q darle de comer, como había harta uva, ps su menú de todos los días era esta fruta, hasta q le compraron choclito, y uhmm le encantaba.
Soy consciente de q me daba un poquito de temor sacarlo de su jaulita, pero al mismo tiempo quería tocarlo...hasta q, llegó un determinado día y lo tenía en mi hombro ps jajaja...ese Huicho era la muerte jejeje, yo le decía: "Ataca, Huicho, ataca.." y zas q se quería comer la mano de la persona q me molestaba jiijijij...fue mi complice x un buen tiempo.
Le gustaba comer pan con mantequilla, era realmente gracioso ver como sacaba su lengua y se limpiaba su pico jejeje...
Parecía pato, se bañaba como 5 veces al día, bien caluroso ps, charapita tenías q ser jajajaa....No sabiamos como ver el sexo del Huicho, así q optamos x pensar q era machito ponce ps jajaja...A veces cometí la burrada de darle de comer frutas indebidas tales como el mango o la guanabana, OJO, estas frutas no se les debe dar xq luego se enferman y al veterinario lo debes de llevar..A él le pusieron unas tres inyecciones en toda su vida, xq se puso malito...
Recuerdo q cuando regresaba del cole, a veces dormía en la tardes, y Huicho me acompañaba...lo dejaba en la esquina de la almohada y yo me quedaba zzzzz....a eso de las 5 pm este periquito empezaba a molestar jejee, o bien me jalaba mis hermosos cabellos rubios o sino empezaba a hacer una bullaza, tons era hora de levantarme y llevarlo a su jaula, darle su comida, y taparlo para q duerma. Al día siguiente, a eso de las 6 am, ya estaba gritando en forma desesperada para q lo destapen y le den algo de desayuno, a pesar q tenía su choclo en la jaula...
A la hora del almuerzo, el infaltable Huicho tenía q esta en la mesa, obvio, si era un miembro más de la familia jejeje...ocupaba una silla y su almuerzo era choclito sancochado jajaja, pero solo el corazoncito del choclo más naaa pss jijjii...engreido también...
Pensé q algún día llegaría a hablar, xq intentaba decir palabritas, creo q era un poco gago ijijjiij....le dimos vino con azucar para obligarlo a hablar claro, pero no pss..Huichito no quería pronunciar en forma correcta las palabras jejejej
Lo sacabamos de su jaula para q esté andando en forma libre x la casa, pero siempre tratando de chequear donde anda xq como era tan chiquito lo podían pisar y zas...tortilla de Huicho jejejeje....Era la muerte ver como andaba pss, parecía q alguien lo correteaba y cuando quería caminar más rápido agitaba sus alitas para volar, pero no podía ps xq yo me encargaba de cortarle las alitas cuando estas crecían, esa es otra historia xq mis manitos terminaban llenas de yaya ps abuuuuuu..Huicho era re-cobarde, a veces se asustaba con cualquier cosa, hasta con los pajaritos q venían de visita, y se ponía flaco, sus ojitos parecía q iban a salirse jajaja....pero era bonito pss :-)
Era un besucón, cuando venían de visita la familia de mi pa o de mi ma, Huicho era la atracción, besito x aquí, besito x allá jajajaj
Cuando terminé el cole, osea a fines del 97, tenía q estudiar en la casa ps, prepararme para ingresar a la U...Me sentaba en el sofá con Huicho en el hombro, pobrecito me acompañó esos casi tres meses en el segundo piso, aburriéndose con los libritos jajaja...
Llegó febrero del 98, y adivinen quien hizo su aparición, ps si..Mota jajaja...tenía dos meses cuando se la regalaron a mi ma, la Mota es una loca, pero bueno, estamos hablando de Huicho, así q Mota, no seas figuretti jiijji...
Cuando llegó Mota, Huicho ya no tuvo la misma libertad, es decir, ya no podía andar con total tranquilidad x la casa xq Mota venía embalada y se lo quería comer jajajaja, más q comer yo pienso q x la inocencia q tenía en ese entonces, ella solo quería jugar....
Un día Huicho andaba caminando en la sala de la casa, y Mota bajó embalada las escaleras y, se encontraron frente a frente...Mota levantó la pata pensando q era una pelotita el Huicho...y este abrió su pico para atacar y empezó a hacer una bullaza...Uhmm, me di cuenta q Huicho le hubiera hecho daño a Mota, siendo este más pequeño jejeje...
Pasaron años, hasta q llegó un día fatal...día de la madre....fecha en la cual Huicho se fue al cielo...Siempre te voy a recordar a pesar de q han pasado muchos años, siempre serás el niño......

0 Comments:

Post a Comment